lunes, 4 de octubre de 2010

Y Shakespeare tenia razon...


Hace rato lei:

Shakespeare decia: Siempre me siento feliz, ¿Sabes por qué? Porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele y duele mucho.

Y pienso que tenia razon. Si no esperamos nada de nadie nos llevaremos sorpresas, cuando esperamos todo de una persona cuando de ella no sale lo suficiente y no da para mas nos sentimos decepcionados de ellos.

Pero, como sentirnos decepcionados de cosas esperadas que no se cumplieron si esas personas no pudieron cumplir con nuestras expectativas.

Siempre he pensado asi:

Aqui estoy y tu estas, yo no estoy para complacerte ni tu para complacerme. Pero si nos entendemos... Es hermoso.

Solemos esperar inmortalidad de un ser humano imperfecto y perfectamente mortal.

No esperes nada de mi pues podría defraudarte. Pero me gusta sorprenderte.

No espero nada de ti pues se que te puedes equivocar. Pero no lo haces y en su defecto me haces feliz.

Al final de todo no esperemos nada de nadie. Tal vez ahi esta nuestro error.
Tal vez ahi estuvo mi error

Esperar todo de un nadie.



2 comentarios:

Vagos pasaron por aqui